Viviendo Entre Dos Mundos: Presentación

Caracas y esos fenómenos naturales que lo dejan a uno sorprendido(Rayos Crepusculares)

Fotografía de Miguel A. Henríquez M.

Cuando te sobreviene una discapacidad como la ceguera a una edad que es considerada productiva, es casi imposible no sentirte dividida entre dos mundos, entre dos realidades; ese antes y ese después que termina marcando una diferencia en tu forma de actuar y de pensar en relación con lo que te rodea y en comparación a otras personas con tu misma discapacidad.

Lo más difícil siempre es mantenerte en una misma línea, esa línea que divide los dos mundos y las dos realidades intentando ser tú misma y cubriéndote con una fina capa de teflón (que no de invisibilidad) para que los comentarios de los habitantes de ambos mundos te resbalen, para que la realidad de ambos mundos no te cachetee todos los días convirtiéndote en una veleta que no sabe a donde va, en fin, para no dejar de ser quien siempre has sido:

Una persona con ganas de luchar.

Este espacio es para compartir algo de lo que pienso, algo de lo que reflexiono, algo de lo que me gusta y quizás también algo de lo que siento.

Un kaleidoscopio de ideas, de letras e imaginación, de historias y anécdotas.

Un espacio para mí… Y para quien lo quiera compartir.